Infraestructura económica para desarrolladores.(IEPD-0)

Os estaréis preguntado a qué me refiero cuando digo eso de “Infraestructura económica para desarrolladores.” Pues nada mas y nada menos a que en un principio ante la falta de posibles, necesitas ingeniártelas, con todo aquello que tengas a mano.

A medida que mis conocimientos se incrementan, mis necesidades de infraestructura también. Me refiero a que por ejemplo la necesidad de disponer de una empresa de hosting para alojar mis proyectos se hace inevitable, como explicaba en este post:

Una vez que he realizado mis primeros pinitos en este medio, con pequeñas páginas en WordPress, y blogs personales, el siguiente paso sería disponer de un servicio de  Hosting VPS. Por no andar con migraciones,en un principio , mi primera opción es la de Hostinger. No es muy cara la verdad, una vez que la pruebe, no dudéis que haré una reseña para DSLab.

De acuerdo con esto, mi siguiente paso es crearme un entorno de pruebas en casa. El objetivo es utilizar una parte de un microserver, que me agenciado gracias al compañero Simón, e instalar el mismo Sistema Operativo que en mi futuro VPS.

Sobre esto va este post. Sobre la configuración del microserver con dos claros objetivos:

  1. Disponer de un entorno de pruebas para mis futuros proyectos. O como se utiliza en la jerga de TI, un entorno de Pre-producción.
  2. Tener un sitio en el que guardar los backup de seguridad, al margen de los servicios de backup que me puedan ofrecer en Hostinger.

Partimos de la base que el microserver, ya dispone de una distribución Linux ya instalada como explicamos en este post:

El objetivo es que el entorno de pruebas sea una virtualización dentro del Debian previamente instalado. Existen varias soluciones de virtualización, como por ejemplo VMWare o VirtualBox.  Como ya tengo una máquina virtual tuneada en mi portátil, solo tenemos que importarla en el Microserver mediante la opción que ofrece VirtualBox, a través de un fichero *.ovf y listo. En favor de VirtualBox he de decir que esta opción es una maravilla. Basta con “Exportar” cualquier máquina virtual que ya tengamos creada, y en pocos minutos nos genera el fichero. Importamos en el destino, y el arranque es automático, sin nada mas que configurar. Fácil, sencillo y para toda la familia.

Una vez que tenemos el Microserver Debian con una Ubuntu Virtual corriéndole por las venas, ya tenemos gran parte del trabajo hecho. La Debian alojará los backups y en Ubuntu haremos las tareas de desarrollo de proyectos.

En próximas entradas de esta serie explicaremos cada una éstas partes.

  1. Producción (Hosting VPS en Hostinger).
  2. Backup de proyectos (Microserver Debian).
  3. Entorno de desarrollo (Ubuntu Virtualizado).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Demuestra que eres humano...!!! * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.