Vim: ese viejo… amigo¿?.

En la informática no parece que existan básicos como en la moda. El mundo tecnológico se encuentra en permanente evolución y desarrollo, sin a penas mirar para atrás, mas que lo justo para copiar, pegar y mejorar lo copiado. Pero en mi carrera como programador (MUY junior), me encuentro con la sorpresa de que es muy habitual utilizar software no tan moderno, para tareas que si lo son. Vim es una de esas sorpresas.

En el último proyecto en el que me encuentro trabajando, hemos decidido montar la página en un sistema linux, con servidor web nginx, y por el momento no disponemos de una acceso total al servidor, por lo que nos vemos obligados a realizar cambios en pre, directamente en el servidor, pero con la dificultad de tener que utilizar el viejo editor vi/vim. ¡Puag! pensé al principio. ¡El jodido editor de texto mas viejo del mundo! Pensamos en instalar o utilizar cualquier otro que traiga la distribución. Hemos instalado Bluefish, en ocasiones usamos nano. Pero la necesidad de hacer cambios rápidos, y que el entorno gráfico que tenemos ralentiza el trabajo, a veces editamos con vim desde una sesión de putty. Con mucho cuidadito, eso sí.

Esta era la situación. Mi sorpresa vino cuando por error introduje el comando vi, pero en lugar de sobre un fichero, se me fue la pinza y abrí el directorio… Oh! Sorpresa, esto es lo que apareció ante mis ojos:

Pantallazo de vim cuando abres un directorio en lugar de un fichero

A mi, que llevo mas de una década, bregando con el dichoso vi, al ver esto, se me encendió la bombilla de la curiosidad. ¿Qué cojones es esto?¿Cómo narices me muevo por aquí? A ver… Bien funcionan las flechas… ¡Ah! y como es vi, la combinación de ‘h’, ‘j’, ‘k’, ‘l’, también, pero mejor con las flechas…

Resulta que estaba dentro de la opción browser o navegador, y me encontraba en el árbol de directorios de mi sistemas. ¡Demonios que está pasando!

A partir de esta pantalla, comenzó una necesidad, antes desconocida, de saber manejarme por este menú tan “amigable”. Descubro en pocos tecleos, que puedo entrar a los ficheros desde aquí… pero cada vez que quiero volver al menú del pantallazo, me tengo que salir con el típico :q! y volver a la shell para repetir el comando… Pero no me conformo, seguro que puedo ir de los ficheros al navegador, sin pasar por la shell… El problema como siempre es el cómo. Veo que hay una ayuda pulsando F1… Allá vamos. Pero tampoco me manejo muy bien, esa es la verdad.

Aquí empiezan los problemas. Mis conocimientos sobre vi, son limitados, a pesar de utilizarlo casi a diario en mi trabajo, no he indagado mas allá del borrar una línea, o 10 de un solo comando. Lo cual ya me indicaba que este editor si que tiene potencial. Pero como siempre, con lo que sabía me sobraba para pasar el día. Ahora tenía verdaderas ganas de saber mas, y en tres días puedo decir que he avanzado mas que en los últimos diez años en mi curva de aprendizaje con Vi/Vim.

El siguiente paso tras descubrir la ayuda fue darme cuenta de que no me enteraba de casi nada, por lo tanto, a tirar de google. Aunque no fue lo primero que encontré, sin lugar a dudas, el link que mas me ayudó, sobre todo con el manejo del navegador fue éste. A pesar de estar en inglés, es bastante gráfico, puesto que tiene un vídeo. A continuación os agrego otros enlaces para comenzar en este mundo.

Además de una par de webs interactivas que te ayudan en los primeros pasos, haciendo el mundo VIM un poco mas amigable.

  1. Vim adventures: Donde a través de un entretenido juego vamos descubriendo el manejo básico del editor. el juego se compone de 12 niveles, pero lo cierto es que en la web tan solo te dejan jugar hasta el nivel 3 totalmente gratis. Puedes pagar por el resto, unos 25$.
  2. Open-vim: Esta opción es menos amigable, pero desde mi punto de vista mas efectiva. La página también es interactiva y te permite ahondar un poco mas en el mundo vim, de manera gratuita.

Como puntos de partida están bien, para tomar contacto, pero al final, la práctica hace al maestro, y lo cierto es que la mejor manera de aprender es esa, practicar. Creerme si os digo que llevo varios días practicando y evolucionando sin descanso en esta materia, y no deja de sorprenderme el dichoso vim.

Tal ha sido el impacto que ha tenido este descubrimiento en mi, que empiezo a valorar la opción de trabajar con vim como IDE para mis proyectos. No estoy loco, en próximas entradas, ahondaré en este tema. Sin lugar a dudas, vim cada día mas se está convirtiendo en un básico de mi trabajo.

¿Cual es vuestra experiencia?¿Trabajáis habitualmente con vim?¿Se os ponen los pelos como escarpias solo de pensar en tener que utilizarlo? o puede que lo vuestro sea una historia de amor con el editor mas viejo del planeta tierra…

Edición 20/10/2013:

Añado otra página mas que no estaba y me parece también una buena guía para empezar:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Demuestra que eres humano...!!! * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.